miércoles, 17 de septiembre de 2008

MUERTE DE UN FORENSE, DE P.D. JAMES





Todos odian a uno de los científicos principales del Laboratorio Haggart: Edwin Lorrimer. Cliff Bradley se siente oprimido por la constante presión que el científico ejerce sobre él, y tiene miedo de perder su trabajo; Domenica Schofield fue su antigua amante y no sabe qué hacer para sacárselo de encima; Angela Foley, su prima, le tiene bronca porque Lorrimer no quiere prestarle dinero, en fin... todos parecen dispuestos a matar.

Y el asesinato se produce: Lorrimer es encontrado muerto, con el cráneo destrozado, en el Laboratorio. Adam Dalgliesh se encarga del caso. Y no es un caso fácil, en él intervienen expertos científicos, que saben cómo actuar en la escena de un crimen. Pero entre ellos se encuentra un asesino, y hay que mover cielo y tierra para encontrarlo (resumen de Wikipedia).

P.D. James nació en Oxford en 1920. En 1949 comenzó a trabajar para los servicios de seguridad británicos y en 1968 obtuvo un cargo en el departamento de policía del Ministerio del Interior, donde adquirió unos profundos conocimientos de metodología policial que le permitieron transmitir a sus obras un inigualable tono de verosimilitud.

P.D. James se suele servir de una trama compleja para plantear, con su habitual estilo puntilloso, detallista y sutil, cuestiones morales que subyacen en el devenir cotidiano de los protagonistas: la actitud de la mujer ante la competitividad irrefrenable del hombre; los límites entre la honestidad y la supervivencia; el efecto lenitivo del cariño; la incidencia de la educación y el efecto de la violencia en la formación de la personalidad. (http://www.primeravistalibros.com/fichaAutor.jsp?idAutor=930)

Personalmente, me aburrió un poco, y la cantidad de detalles y personajes, hacen perder el hilo un poco del drama y misterio subyacente. Es en extremo verosímil, lo cual a veces atenta contra el entretenimiento. Me gustó más Hijos de los Hombres, del cual ya opiné oportunamente (http://laleydelmenoresfuerzo.blogspot.com/2008/02/hijos-de-los-hombres.html.)

A los escritores noveles les da cinco consejos:
1.- leer mucho, no para emular sino para poder reconocer la calidad y los estilos;
2.- escribir, porque el oficio se aprende mediante la práctica;
3.- aumentar el vocabulario, ya que la materia prima del escritor son las palabras;
4.- anotar las ideas en cuanto surgen; y, por último,
5.- andar por la vida con los sentidos en estado de alerta, ya que nada de lo que vive un escritor se pierde jamás.





5 comentarios:

low mortgage loan rate dijo...

thats amazing story.

free international text dijo...

wow, very special, i like it.

immigration guam dijo...

ok. I found an information here that i want to look for.

how to invest penny stocks dijo...

thats amazing story.

dude mobile dijo...

very nice! hahahahaha